Entendiendo y evitando las infracciones laborales

Es esencial para un empresario conocer las posibles infracciones laborales, ya que a largo plazo pueden derivar en problemas serios. Saber cuáles son y cómo evitarlas es una gran ventaja.

Por definición, una infracción laboral implica el incumplimiento de una ley o la violación de un acuerdo, como un contrato. Estas infracciones pueden tener serias consecuencias para la empresa y su futuro. Tipos de infracciones laborales Para entender los diferentes tipos de infracciones, es útil clasificarlas de manera más general. Las más comunes son:

  • Infracciones relacionadas con la prevención de riesgos laborales.
  • Infracciones cometidas por empresas de trabajo temporal en su función como empresas usuarias.
  • Infracciones cometidas por empresas de inserción.

También existen infracciones relacionadas con el empleo. Estas pueden ser cometidas por el propio empresario, los beneficiarios de ayudas y subvenciones en materia de empleo, o las agencias de colocación. Este tipo de infracciones también incluyen las relacionadas con las ayudas al empleo y la formación.

Infracciones laborales en el ámbito de la Seguridad Social 

Esta categoría incluye las infracciones cometidas por empresarios y trabajadores, pero también está relacionada con las mutuas de accidentes de trabajo y las bajas por enfermedad. Además, se incluyen las faltas cometidas por empresas que colaboran de forma altruista en la gestión.

Infracciones laborales en la migración laboral y empleo de extranjeros 

Entre las posibles infracciones podemos encontrar las que ocurren en los procesos de migración interna y las relacionadas con permisos de trabajo para extranjeros.

Sanciones por infracciones laborales 

Cuando hablamos de sanciones, generalmente nos referimos a multas económicas. Sin embargo, en casos más graves, como infracciones relacionadas con la prevención de riesgos laborales, pueden resultar en el cierre de la empresa. También existen sanciones graves que implican la pérdida de ayudas, bonificaciones o subvenciones. Las empresas de trabajo temporal pueden perder la licencia para operar en ciertos sectores.

La gravedad de la infracción determinará la severidad de la sanción. Por tanto, las infracciones se clasifican como leves, graves o muy graves, y las sanciones también se gradúan de acuerdo con esta clasificación, teniendo en cuenta un rango mínimo, medio y máximo.

Las sanciones y su costo están establecidos por la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Los costos pueden variar desde los 60 € hasta los 625 € para infracciones leves, desde los 626 € a los 6250 € para las graves y desde los 6251 € hasta los 187.515 € para las muy graves.

Cómo determinar la gravedad de una infracción laboral 

Es importante saber cómo se analizan las infracciones y qué factores se tienen en cuenta. Entre los detalles a considerar se incluyen agravantes como la negligencia, la intencionalidad de una acción, el fraude, o el incumplimiento de instrucciones claras. La reincidencia o la prolongación de la infracción en el tiempo son especialmente graves.

También se toman en cuenta factores como el tamaño de la empresa, o en el caso de fraude, la cantidad defraudada. Es de suma importancia para una empresa saber cuándo está cometiendo una infracción para poder evitarla y no tener que asumir las consecuencias, que suelen ser económicas.

Por tanto, es crucial que los empresarios estén familiarizados con estas infracciones laborales, cómo se clasifican y qué consecuencias pueden tener. Además, deben conocer qué factores pueden agravar la infracción y cuál podría ser el impacto en su negocio. Mantenerse informado y respetar la legislación laboral es la mejor forma de prevenir problemas y asegurar la continuidad de la empresa.

Publicidad