Vuelos a Barcelona: tomá un descanso en sus playas


Con el amplio y variado abanico de vuelos a Barcelona que ofrece Avantrip, aterrizar en esta increíble ciudad es accesible y sencillo. Mundialmente reconocida por su multiculturalismo y riqueza histórica, arquitectónica y artística, Barcelona es un destino ideal en cualquier momento del año. Pero hay más: con los vuelos a Barcelona se puede llegar muy fácilmente a la zona de balnearios con la que cuenta la ciudad en la costa mediterránea.

Esta increíble ciudad, capital de la comarca del Barcelonés, de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Cataluña, está ubicada a orillas del mar Mediterráneo. Se encuentra a aproximadamente 120 kilómetros al sur de la cadena montañosa de los Pirineos y de la frontera con Francia. La variedad de playas que ofrece el litoral barcelonés en sus cuatro kilómetros de balnearios vuelven a la ciudad un destino ideal que permite combinar lo mejor de la cultura europea con descansos en el agua.

Con una población que en el año 2016 registraba –sin contar el área metropolitana- 1.608.746 habitantes, Barcelona es la segunda ciudad más poblada del país, después de Madrid, y la undécima de la Unión Europea. Tanto las playas como su zona urbana están perfectamente preparadas y equipadas para recibir increíbles masas turísticas y garantizarles la mejor estadía. 

Playas de Barcelona: más cuidadas desde 1992

Si bien hasta los últimos años del siglo XX las playas de Barcelona apenas podían denominarse playas, a partir de los años 90, en parte gracias a la remodelación urbanística que se realizó a raíz de los Juegos Olímpicos de 1992, comenzaron a limpiar el agua y la arena, y a construir nuevos balnearios.

De esta manera, en la actualidad -y a pesar de que Barcelona no sea considerada por el turismo internacional como un destino de playa- son millones las personas y turistas las que todos los años acuden a sus playas a tomar sol y refrescarse en sus aguas. Sin quitar por ello mérito al resto de las atracciones de este increíble destino.

Las playas barcelonesas se encuentran a distancias muy accesibles desde el centro de la ciudad y las conexiones entre ellas pueden realizarse a través de metro y transportes públicos. Conozcamos cuáles son las principales playas en las que descansar y tomar un baño después de haber recorrido los infinitos atractivos de la ciudad.

Vuelos a Barcelona: las playas más cercanas y populares

La playa de la Barceloneta, remodelada para los Juegos Olímpicos de 1992, es la más antigua y famosa de la ciudad, y se encuentra en el barrio de La Barceloneta (Ciutat Vella). Por su fácil acceso en transporte público desde el centro de la ciudad (posee una parada de metro bastante cercana, la estación de Barceloneta y Ciutadella), es una de las playas preferidas por los usuarios extranjeros y por jóvenes barceloneses que practican actividades deportivas. Cuenta con equipamientos preparados para el ocio, como las canchas de vóley y el área de juegos, además de una conocida área nudista.

La playa de Somorrostro fue renombrada recientemente de este modo para rendir homenaje al barrio chabolista de Somorrostro. Ubicada entre el Hospital del Mar y la Calle de la Marina, esta playa comprende una porción de la costa que anteriormente pertenecía a la Playa de la Barceloneta. De esta manera, su ubicación es igualmente céntrica y de cómodo acceso, lo que la convierte en otro de los balnearios más populares de ciudad.

La playa de Sant Sebastià se ubica entre el casco antiguo y el puerto deportivo de Sitges, enclavada en un barrio de tradición marinera. Se trata de una playa de carácter familiar, con una longitud de más de 200 metros. Desde la arena es posible disfrutar de bellísimas panorámicas del casco antiguo. Cuenta con un área para personas de movilidad reducida y con sillas anfibias para que, con la ayuda de voluntarios, puedan disfrutar del mar.

Entre las playas de Sant Sebastià y La Barceloneta, se encuentra la playa de Sant Miquel, una de las más antiguas de la ciudad. Su nombre se debe a la cercanía de la playa con la Iglesia de Sant Miquel del Port. A pesar de su tamaño reducido, Sant Miquel constituye uno de los sitios más concurridos del litoral de barcelonés.

Playas para los más jóvenes

La playa Mar Bella, de una extensión de alrededor de 500 metros, fue creada durante la remodelación urbanística que se realizó a raíz de los Juegos Olímpicos del año 1992. Es frecuentada principalmente por un público joven.

Mar Bella dispone de un espacio dedicado a la práctica del nudismo, así como de un espacio de bar-discoteca nocturna durante el período estival orientado al público homosexual, en donde se realizan durante las noches de verano diversas fiestas y eventos. https://es.wikipedia.org/wiki/Playa_Mar_Bella. Cuenta además con diferentes instalaciones deportivas, como canchas de vóley y mesas de ping-pong, y con una base náutica desde la que se realizan actividades acuáticas.

Por su parte, la playa Nova Mar Bella fue creada, al igual que la Playa Mar Bella, durante la renovación urbanística de 1992. Se trata de una playa tranquila y frecuentada principalmente por un público bastante joven, en especial mujeres residentes en el distrito de Sant Martí. La Playa Nova Mar Bella también cuenta con un área para que las personas con problemas de movilidad puedan disfrutar del mar, gracias a las sillas anfibias que posee el balneario, y la ayuda de algunos voluntarios.

Leave a Reply